Se deben valorar conocimientos tradicionales para lograr Hambre Cero

Comparte en: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPrint this pageEmail this to someone
  • FAO felicita al Instituto Nacional para el Desarrollo de Capacidades del Sector Rural (INCA Rural), por su 44 aniversario.

Ciudad de México, 7 de noviembre de 2017. México debe valorar el conocimiento tradicional en el uso de la agrobiodiversidad para la producción de alimentos, afirmó Fernando Soto Baquero, Representante de la Oficina de Asociación y Enlace en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), durante el Seminario “Visión del desarrollo de capacidades en el sector rural mexicano”, organizado por el INCA Rural.

“El futuro de la alimentación está en la diversidad de alimentos que es consecuencia de la gran diversidad cultural que tampoco se ha valorado adecuadamente. Un 77.6% de la población indígena estaba en la pobreza en el 2016 y un 35% en la pobreza extrema. Mexico, para alimentarse en el futuro cuenta con lo principal: la gente que tiene la tradición y el conocimiento”, expresó el Representante de la FAO en México.

Ante las problemáticas que platea el actual sistema alimentario como el deterioro de los recursos naturales y pérdida de la biodiversidad, la pérdida y desperdicio de alimentos, la malnutrición con sus dos caras: desnutrición y sobrepeso y obesidad, y la exclusión de la población rural, que es en donde se presentan los mayores índices de carencia alimentaria y pobreza, son necesarios cambios drásticos en la forma en cómo se producen, procesan y consumen los alimentos.

Para Soto Baquero se trata de combinar ese conocimiento tradicional con los avances científicos modernos. “La respuesta estaría en la combinación o poner juntas entre la diversidad biológica y el conocimiento de los productores que tienen las personas en el campo que se ha dejado de lado. El principal resultado del sistema alimentario debiera ser la nutrición y la salud de las personas, el futuro es nutrirse, no solo alimentarse”, afirmó.

En este tenor, en opinión del Representante de la FAO en México, la mayor contribución que puede hacer el INCA-Rural es visibilizar y darle valor a los conocimientos de la gente del campo, con quienes ustedes trabajan cotidianamente.

“Es lograr ver un potencial y una riqueza, lo que la mayoría no ve. Es ver más allá, y en productores de subsistencia ver la herencia y el potencial de la diversidad de alimentos que se requieren para tener dietas más saludables. Ellos son los actores principales no los receptores. Ellos saben cómo hacerlo y lo han heredado por siglos”, manifestó Soto Baquero.

El funcionario internacional expuso que el desarrollo de capacidades comienza por reconocer las capacidades existentes en las personas y en las comunidades, capacidades que deben orientarse siempre hacia el cambio.


 

 

 

 

Protección de Cultivos; insumo estratégico para potenciar el sector agroalimentario en México

Cumple FAO 40 años en México

Empoderar a la mujer indígena para lograr el hambre cero: México

Proyectan Centro de Innovación Tecnológica del Bambú: México

 

 

Autor entrada: REDACCION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *