Alerta temprana de incendios, una búsqueda interinstitucional

Comparte en: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPrint this pageEmail this to someone

ARGENTINA

Se trata de un modelo preventivo para abordar situaciones de vulnerabilidad y ocurrencia de incendios de pastizales naturales para ambientes áridos de la provincia. INTA, junto al apoyo de comunidades, organizaciones gubernamentales, instituciones científicas y la Federación de Bomberos Voluntarios del Chubut, impulsa el desarrollo de un sistema eficiente para prevenir su ocurrencia.

La fisonomía del pastizal natural local, se corresponde con una estepa arbustiva graminosa, con crecimiento máximo de plantas anuales en el período primavero-estival. El primer semestre del año 2017, se caracterizó por presentar altas precipitaciones en toda la región, provocando una considerable acumulación de material vegetal seco, siendo éste un factor de riesgo por ser un material altamente combustible.

Altas temperaturas, baja humedad relativa ambiental, y fuertes vientos, predisponen a situaciones de alta peligrosidad en zonas vulnerables.

Al mismo tiempo, la presencia de pequeños basurales y puntos críticos clandestinos de descarte de residuos localizados principalmente en banquinas de rutas, terrenos baldíos y periferias de las localidades de la zona, aportan material propenso a generar focos de calor, aumentando así el riesgo de ocurrencia de fuego.

Actualmente no existe un método o sistema de alerta de incendios de pastizales para nuestra región; por tal razón, el INTA junto a la Secretaria de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, el Ministerio de Ambiente y Control del desarrollo sustentable, el Ministerio de la Producción, Defensa Civil, Servicio Provincial de Manejo del Fuego, CESIMAR-CCT-CENPAT-CONICET, CONAE, IGEOPat-UNPSJB, Administración de Vialidad Provincial, Armada Argentina, las Municipalidades de Trelew y Puerto Madryn,  y la Federación de Bomberos Voluntarios, conforman una mesa de trabajo interinstitucional para abordar las especificidades y complejidades de la problemática.

La mesa de trabajo persigue el objetivo central de identificar herramientas para la prevención, alerta y elaboración de protocolos de acción frente a eventos de estas características. La estimación de la probabilidad de ocurrencia o riesgo de incendios de pastizales naturales en zonas áridas y semiáridas de nuestra provincia, como componente de un sistema de evaluación del grado de peligro, constituye un aspecto de gran importancia en el manejo del fuego.

Actividades como la prevención y el combate, deben apoyarse en un indicador de tal naturaleza, ya que permite orientar la aplicación de medidas tendientes a evitar la iniciación de focos de fuego y, además, disponer oportunamente de los recursos necesarios para el control de los mismos, ante la eventualidad de que efectivamente se produzcan.

Erica Colombani, referente del área de agrometeorología del INTA Chubut, resaltó que “estamos transitando una ola de calor con temperaturas elevadas, baja humedad y acentuados vientos en toda la región. Teniendo en cuenta lo que está sucediendo con los incendios en campos de La Pampa y Mendoza, debemos advertir y tener presente la peligrosidad de los incendios en estos ambientes naturales”.

En este sentido, la especialista destacó que “continuar trabajando conjuntamente en la elaboración de medidas de alerta y prevención nos permitirá contar con las herramientas necesarias para enfrentar la severidad de esta problemática”.

Hasta la fecha se han desarrollado dos talleres con gran participación de los organismos mencionados, avanzando en la búsqueda de metodologías efectivas para la implementación de un modelo de ajuste acorde a los ambientes áridos de la Patagonia sur.

Laura Palomeque, del Área de Pastizales Naturales del INTA Chubut, comentó que “la mesa se encuentra trabajando en la validación del Sistema Métrico de Peligro de Incendios (Mc Arthur) desarrollado e implementado en Australia para pastizales naturales.

Recomendaciones del INTA para reforzar la prevención

Se considera fundamental poner el foco en las tareas de prevención que consisten en mantener limpias de material combustible las picadas cortafuego, alambrados e instalaciones.

Asimismo, se recomienda hacer un adecuado manejo del pastoreo, no dejar materiales inflamables expuestos a altas temperaturas (como leña, papel, pintura y/o combustibles), como así también mantener los accesos despejados y tanques australianos llenos de agua.

A su vez, resulta imprescindible realizar corta fuegos de 20 metros, en los potreros linderos a las rutas, ubicados entre el alambrado y la vía de comunicación.

En todos los casos resulta fundamental tener muy presente los parámetros de temperatura, humedad y viento, para lo cual es importante consultar periódicamente los pronósticos climáticos oficiales.

 Tener presente que la actividad humana compromete la probabilidad de ocurrencia de incendios.


 

 

 

 

El Consejo Forestal Nacional velará por la gestión sostenible de los bosques: España

Greenpeace incentiva políticas con mascotas en el trabajo

Cooperación española mejora los sistemas de agua potable en Nicaragua

La agroecología toma fuerza en América Latina y el Caribe

 

 

Autor entrada: REDACCION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *