El futuro del nuevo tomate transgénico morado más saludable depende de los consumidores


Los consumidores de Estados Unidos podrán comprar el único tomate transgénico disponible en el mercado a partir de 2023. Una pequeña empresa del Reino Unido desarrolló este fruto GM agregando tres genes provenientes de otras dos plantas, con el objetivo de elevar sus niveles de antioxidantes (incluso más alto que en berries), los cuales mostraron prevención del cáncer en estudios con animales. También la modificación mejoró la vida postcosecha del tomate.


SeedWorld.- Los tomates no son nuevos en los métodos y la tecnología de modificación genética. De hecho, un tomate transgénico fue uno de los primeros productos transgénicos que se pusieron a la venta en 1994, tras la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA). Este tomate especial, conocido como Flavr Savr, fue desarrollado por la empresa californiana Calgene pensando en los consumidores. El tomate se modificó genéticamente para prolongar su vida útil y ofrecer a los consumidores un tomate más sabroso y duradero.

A pesar de los grandes avances de los alimentos modificados genéticamente, Flavr Savr no fue un éxito comercial y acabó retirándose de las estanterías en 1997 debido a los elevados costes de producción y los problemas financieros, según la Universidad Estatal de Oregón. En los 20 años siguientes, hubo varios productos OGMs (trangénicos) de éxito, pero no en tomates. Sin embargo, esto está a punto de cambiar gracias a los expertos de Norfolk Plant Sciences (NPS), que se han propuesto sacar al mercado un nuevo tomate modificado genéticamente.

«El tomate se ha desarrollado durante más de 15 años, y ahora queremos comercializarlo como lo que será el primer tomate transgénico desde el Flavr Savr, y el único disponible en el mercado», afirma Nathan Pumplin, director general de la empresa comercial de NPS en Estados Unidos.

Desarrollado por Cathie Martin, profesora del John Innes Center en Reino Unido, este tomate transgénico no es un tomate cualquiera: contiene genes responsables de potentes antioxidantes llamados antocianinas. Martin empezó a investigar cómo aumentar la capacidad antioxidante del tomate en 2002, cuando descubrió que los genes de las plantas con flor conocidas como «bocas de dragón» podían activar la síntesis de pigmentos púrpura.

«Sabía cómo modificar la producción de antocianinas. Así que, como las antocianinas son buenos antioxidantes, parecía razonable producir antocianinas en el fruto del tomate. Antes de que las plantas maduraran, no sabíamos de qué color serían: rojas, moradas o azules. Resultó que eran morados», explica Martin.

Los tomates no sólo son de un hermoso color morado, sino que también ofrecen a los consumidores productos con un alto contenido en antioxidantes, y estarán disponibles para su compra en el nuevo año.

La aprobación de la normativa abre el futuro del tomate morado

El 7 de septiembre de 2022, el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS) del USDA anunció su decisión de permitir a los cultivadores domésticos estadounidenses comprar y cultivar semillas de este tomate morado GM con alto contenido en antocianina a partir de 2023. El tomate morado ya no está restringido debido a la normativa que limita el «Movimiento de Organismos Modificados o Producidos mediante Ingeniería Genética.»

Esta histórica decisión regulatoria fue crucial para NPS, ya que la naturaleza del marco regulatorio en el pasado ha hecho que el proceso sea casi imposible para las pequeñas empresas con productos como el tomate púrpura de NPS en pasar por el proceso de regulación sin gastar una cantidad extravagante de dinero.

«Ahora existe la posibilidad de que investigadores creativos y pequeñas empresas desarrollen nuevos productos biotecnológicos y los pongan en el mercado para que los consumidores puedan comprobar si realmente los quieren«, afirma Pumplin. «Esto no era posible hasta este año porque, al menos en EE.UU., la naturaleza del marco regulador era sencillamente demasiado costosa y demasiado larga para productos como el nuestro, que no van a generar enormes beneficios como lo hacen el maíz y la soja«.

Con esta aprobación reglamentaria y la capacidad de vender el producto en EE.UU., NPS espera mostrar a los consumidores los inmensos beneficios que puede ofrecer el tomate morado cuando se añade a su dieta.

«Conseguir la aprobación reglamentaria nos permite venderlos en Estados Unidos, lo que era muy importante porque mucha gente sostiene que la biotecnología vegetal no ha aportado ningún beneficio a los consumidores. Los tomates morados sí ofrecen beneficios a los consumidores, no sólo para proteger su salud, sino que los tomates tienen una vida útil más larga y un aspecto estupendo«, añade Martin.

Ahora que el tomate morado ha recibido la aprobación reglamentaria en los EE.UU., NPS está avanzando hacia su aprobación en otros mercados de todo el mundo, especialmente en Canadá. El sistema regulador canadiense se basa en la ciencia y ha actualizado recientemente su forma de examinar los cultivos biotecnológicos, explica Pumplin.

«Lo estamos explorando ahora y probablemente estaremos activos el año que viene en el frente canadiense. Lo que realmente nos importa es demostrar en un mercado o probar en un mercado, ¿es esto algo que realmente quieren muchos consumidores? Lo mejor para nosotros es que ahora tenemos esa vía en EE.UU.», afirma.

A pesar de las puertas que la aprobación reglamentaria ha abierto al tomate morado y a Norfolk Healthy Produce, el viaje está lejos de terminar, ya que la empresa cambia de marcha y se dedica a la producción del tomate.

«Tenemos una tecnología transgénica que hace que nuestro tomate sea diferente. Pero al fin y al cabo, es un tomate», dice Pumplin. «Lo realmente importante es que seamos capaces de producir y distribuir tomates de alta calidad. Ése es el reto de todas las empresas de frutas y hortalizas, de todos los productores, envasadores y transportistas de tomates: poner en marcha operaciones que saquen productos de calidad. Quiero dejar claro que ninguno de ellos nos exime. Ahora tenemos que tener éxito como empresa de productos que entrega el producto. Y ese es nuestro principal objetivo como empresa».

Tras los intentos fallidos de comercializar tomates transgénicos, como el tomate Flavr Savr, NPS también debe ganarse a los consumidores para garantizar el éxito del tomate. Para ello, identificaron la importancia de relacionarse con los clientes en torno al nuevo producto, demostrando lo versátil que es para cualquier dieta.

«Sabemos que hay muchos consumidores que buscan tomates sabrosos y nutritivos, y podemos satisfacer sus necesidades con nuestros productos», prosigue Pumplin. «Al mismo tiempo, también sabemos que la mayoría de los norteamericanos comen unas tres raciones y media de fruta y verdura al día, cuando la recomendación diaria es de cinco. Así que esperamos que nuestro producto encaje en una conversación más amplia sobre una dieta y una alimentación más sanas, con más frutas y verduras frescas.»

Aunque NPS ha alcanzado un hito en su viaje, la decisión última del éxito del nuevo tomate morado transgénico está en manos de los consumidores.



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com