Estados Unidos Tecnología Tecnología en la Alimentación

Encuentran un mecanismo genético que controla la forma de las frutas, los vegetales y los granos


Científicos de la Universidad de Georgia (Estados Unidos) han descubierto un mecanismo genético que controla la forma de las frutas, los vegetales y los granos. Los resultados del estudio han sido publicados en Nature Communications.



Los investigadores han descubierto en el tomate que las células de la planta se dividen en una columna o en una fila, lo que determina la forma final del fruto. Un mecanismo que los científicos han identificado como similar en otras especies de plantas como el melón, el pepino o las patatas. También han descubierto que el mismo mecanismo controla la forma de los granos del arroz y de sus hoojas.

Según ha explicado Esther Van Der Knaap, profesora de horticultura y líder del estudio, “podemos explicar las formas de muchas frutas y verduras a través de un mecanismo similar al que describimos en los tomates”. En un estudio anterior, la profesora y su equipo encontraron las secuencias genéticas responsables del control de la división celular o el tamaño de la célula. Cada uno de los genes da una pista sobre cómo se forman los frutos, donde algunos afectan el tamaño y la forma del fruto en las últimas etapas de desarrollo, justo antes de que el fruto esté madurando, mientras que otros afectan la forma y el tamaño mucho antes incluso de la floración. .

En su último estudio, Van der Knaap encontró conjuntos similares de genes de control de forma en otras plantas. En la patata, el gen que controla la forma del tubérculo se encuentra en la misma ubicación del genoma que el gen que controla la forma de la fruta del tomate. En otras plantas, los genes de control de forma pueden no estar en el mismo lugar, pero se percibe que actúan de la misma manera, controlando la estructura horizontal o vertical en la división celular.

Los hallazgos sobre el control genético de la forma son vitales no solo para los fitomejoradores, sino también para una mejor comprensión de la evolución y el desarrollo de la planta.

[FUENTE: IAS]


Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.