Biotecnología Biotecnología en el agro Estados Unidos

Estudio evidencia la capacidad del maíz MG contrarrestando los efectos del cambio climático


Los economistas estadounidenses Jesse Tack (Universidad Estatal de Kansas) y Ariel Ortiz-Bobea (Universidad de Cornell) han publicado un estudio en la revista Environmental Research Letters en el que analizan el impacto del cambio climático en los rendimientos de maíz en ocho estados del medio oeste de Estados Unidos.



Los economistas combinaron 35 años de datos climáticos con la adopción de maíz modificado genéticamente por parte de los agricultores estadounidensespara ver si la incorporación de las nuevas tecnologías de edición genética puede contrarrestar los efectos de las elevadas temperaturas y otros impactos climáticos.

El estudio muestra que tras 20 años de adopción de maíz transgénico los rendimientos aumentaron en casi un 70%. El documento también indica que tecnologías como la ingeniería genética aplicada al mejoramiento genético de cultivos pueden ayudar a contrarrestar los efectos del cambio climático. El estudio muestra con claridad que las variedades de maíz biotecnológico superan los problemas emergentes del cambio climático con mayor facilidad que las variedades convencionales.

Según los investigadores, estas y otras tecnologías “pueden ser una estrategia fructífera para contrarrestar el cambio climático”. Y añaden que las técnicas de ingeniería genética desarrolladas recientemente, como el CRISPR, desempeñarán un papel importante en el futuro. Tack afirmó que todavía hay trabajo por hacer para comprender los posibles efectos con otros cultivos de interés agrícola y en los países donde los agricultores pueden sembrar cultivos biotecnológicos.

“Es relevante cuando tienes un cultivo que es altamente producido en Estados Unidos y se ha producido durante mucho tiempo (…) Eso nos da un conjunto de datos lo suficientemente grande como para que podamos hacer estimaciones (…) Y si además es un cultivo que importante desde un punto de vista global, vale la pena estudiarlo”, reconoció Tack.

Además, observó que el estudio analizó los rendimientos de maíz desde 1981 hasta 2015 en ocho estados y 500 condados. Después, observando las condiciones climáticas para esos mismos años, los investigadores construyeron líneas de tendencia que les dieron una mejor idea de cómo las condiciones climáticas afectaron los rendimientos antes y después de la adopción del maíz transgénico.

[FUENTE: K-State Research and Extension News + ChileBio]


Leer más


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.