La biotecnología al rescate de las coles de Bruselas


Desde Bruselas, China o Milán. Aparte de los «apellidos», las coles se cultivan hoy en día en todo el mundo. 


Universidad de Córdoba


Como ellas, muchas otras plantas de la familia de las brasicáceas como la coliflor, el brócoli, el repollo e incluso la mostaza… sí, por extraño que parezca y aunque sus sabores sean muy diferentes, una col de Bruselas y una semilla de mostaza pertenecen a la misma familia. …tienen un enemigo común. 

El enemigo es el óxido blanco, o al menos un tipo de óxido blanco. En concreto, las coles están amenazadas por una enfermedad provocada por un patógeno llamado Albugo candida, que actúa exactamente como un hongo, aunque en realidad no es un hongo. Es decir, se propaga en condiciones adecuadas de humedad y temperatura y se come los nutrientes de las plantas a las que ataca.

Aunque no es letal, la enfermedad es bastante común y puede identificarse por la aparición de pústulas blancas en las hojas de la planta que cambian de color hasta volverse marrones, dañando la parte afectada hasta dejarla incomible. Las similitudes que comparte con los hongos ha facilitado el uso de tratamientos para la roya blanca tomando como modelo los fungicidas. Sin embargo, la necesidad de encontrar soluciones a largo plazo para frenar los bajos rendimientos de las cosechas tiene a la comunidad científica internacional trabajando arduamente.

Hoy, la revista Proceedings of the National Academy of Sciences ( PNAS ) ha publicado el trabajo de un equipo formado por investigadores de ocho universidades y centros de investigación europeos encabezados por Sainsbury Laboratory en Norwich, Reino Unido. Entre estos investigadores se encuentra Amey Redkar, investigadora del Departamento de Genética de la Universidad de Córdoba. Este equipo de investigación ha podido identificar múltiples genes resistentes a Albugo cándida. Estos genes son repeticiones ricas en leucina de unión a nucleótidos (también conocidas como NLR) y han sido identificados mediante un modelo vegetal comúnmente utilizado en los laboratorios de biotecnología vegetal: Arabidopsis thaliana, lo que permite extrapolar los resultados a otros cultivos. De hecho, identificar estos genes que se vuelven resistentes a la roya blanca permite diseñar nuevas estrategias de mejoramiento genético para diferentes especies de plantas cultivadas.

Este es un nuevo logro en la investigación básica.con claras aplicaciones biotecnológicas. El equipo de investigación, al que pertenece Amey Redkar y que encabeza el catedrático de Genética de la Universidad de Córdoba Antonio Di Pietro, está especializado en esta línea de trabajo. En concreto, Redkar forma parte del proyecto de la Fundación, financiado por el programa Acciones Marie Sklodowska-Curie de la Unión Europea. Este programa tiene como objetivo estudiar los mecanismos de infección de Fusarium oxysporum, un importante hongo patógeno que causa la marchitez vascular en más de cien especies de cultivos, incluidos los tomates y los plátanos. En particular, el equipo de la Universidad de Córdoba tiene como objetivo identificar nuevos mecanismos de infección que sirvan como dianas para reducir el daño causado por esta especie patógena.


Más información: Volkan Cevik et al, La segregación transgresiva revela los mecanismos de inmunidad de Arabidopsis a las razas de roya blanca (Albugo candida) que infectan a Brassica, 

Actas de la Academia Nacional de Ciencias (2019). DOI: 10.1073/pnas.1812911116



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com