Energía Renovable Estados Unidos Otras formas de energía

Makani, la cometa de 26 metros que captura electricidad para abastecer 300 hogares


Es posible capturar electricidad del viento en lugares en donde no hay viento? La respuesta es sí. Esta enorme cometa más grande que un autobús captura energía eólica sin necesidad de que sople la brisa.


Un experto en cometas es capaz de hacerla volar incluso en lugares en donde no hay viento. Esa es la filosofía sobre la que se sustenta Makani, la cometa energética de 26 metros que es capaz de generar electricidad en lugares donde no pueden las turbinas eólicas profesionales.

La energia eólica que se produce sobre la superficie de nuestro planeta es capaz de generar electricidad para abastecer cien veces las necesidades de la Tierra, pero actualmente apenas el 4% de la energía que se consume, proviene del viento. Una de las limitaciones es que las turbinas eólicas solo funcionan en lugares en donde hay viento. Y aquí es donde la cometa Makani aporta una solución a este problema.

Makani es una compañía californiana que hasta el pasado 20 de enero pertenecía a Alphabet, la empresa matriz de Google. Pero ahora es una compañía independiente. Su proyecto de 10 años ya está en fase de pruebas. Aquí puedes ver a la enorme cometa de 26 metros capturando electricidad sobre la superficie del mar:

En las pruebas realizadas se ha comprobado que esta enorme cometa, más grande que un autobús, puede generar hasta 600 kW en zonas en donde apenas hay viento. Es suficiente para abastecer por completo 300 hogares durante todo el año.

Makani utiliza el mecanismo de las cometas para poder flotar en el aire, aunque cuenta con la ayuda de 8 rotores que al mismo tiempo sirven para mover el generador que produce la electricidad.

Makani despega de una torre que la mantiene en posición vertical. En este primer paso sus motores consumen energía, para conseguir que ascienda unos metros. Pese a su enorme envergadura de 26 metros pesa muy poco, al estar fabricada con fibra de carbono.

Cuando esta cometa asciende, comienza a volar en círculos. Esto hace que los rotores muevan un generador, que genera electricidad, compensado el gasto inicial y generando electricidad adicional.

Esta energía se distribuye por un cable eléctrico de 500 metros al que está unido la cometa. La electricidad llega a la torre, y allí se puede distribuir a la red eléctrica o almacenar en baterías o acumuladores.

La idea de Makani es usar este tipo de cometas en zonas en donde no sirven las turbinas eléctricas, para generar energía limpia con la que abastecer poblaciones o empresas.

Fuente. computerhoy.com


Leer más


DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com