Paella o sushi marciano: el arroz editado genéticamente puede crecer en el suelo de Marte


El suelo marciano es generalmente pobre para el cultivo de plantas, pero investigadores de la Universidad de Arkansas han utilizado CRISPR para crear arroz editado genéticamente que podría germinar y crecer a pesar del hábitat hostil.


Kori.- Si, como es la ambición de algunos científicos y de un puñado de magnates, la humanidad acaba colonizando Marte en lugar de intentar salvar la Tierra, será cuestión, entre otras cosas, de no morirse de hambre. La buena noticia, según cuenta New Scientist , es que al menos deberíamos poder preparar platos de arroz allí.

De hecho, un grupo de investigación de la Universidad de Arkansas ha trabajado en el desarrollo de una variedad de arroz que probablemente pueda crecer en Marte. Hay que decir que el suelo marciano es mucho menos apto para el cultivo que el de la Tierra, ya que está formado sobre todo por arena, polvo y rocas. Además, contiene elementos que pueden ser muy tóxicos (como los percloratos) para las plantas terrestres y es bajo en nutrientes.

A partir de esta observación, el equipo dirigido por Abhilash Ramachandran , doctor en ciencias atmosféricas, trabajó para producir un arroz capaz de soportar tales condiciones, e incluso de florecer plenamente allí. Sus experimentos consistieron principalmente en cultivar arroz en diferentes tipos de sustratos compuestos por tierra marciana artificial y tierra para macetas convencional, variando la proporción de cada uno.

Los resultados obtenidos indican que el arroz se desarrolla igual de bien cuando la mezcla contiene sólo un 25% de tierra que cuando contiene un 100%. Sin embargo, cuanto mayor es la concentración de regolito (nombre que recibe la capa de polvo que sirve de suelo al planeta Marte), más se reducen los brotes y se alargan las raíces, característica de los suelos carentes de nutrientes. “La raíz explorará el subsuelo en busca de nutrientes, pero no los hay” , resume Abhilash Ramachandran.

Para reproducir mejor las condiciones de cultivo en Marte, fue necesario empeorar las cosas y agregar perclorato, un componente químico tóxico que existe naturalmente en Marte. Los resultados fueron entonces menos buenos: la germinación parecía totalmente imposible para algunas plantas, y al menos muy complicada para otras. Lo que confirma que el perclorato es quizás el enemigo número uno de quienes quieren cultivar en Marte.

Un desafío pero no un callejón sin salida

Pero un gen llamado OsSnRK1, contenido en las plantas de arroz, bien podría resolver el problema. Al modificarlo, aparentemente sería posible hacer que las plantas crecieran mejor en suelos tan hostiles como el regolito marciano. En cualquier caso, esto es lo que intentó hacer el equipo de científicos: tras mutar el gen OsSnRK1mediante la técnica CRISPR de edición del genoma, lo intentaron de nuevo.

Y ahí, milagro: incluso en presencia de (pequeñas) cantidades de perclorato, las semillas editadas genéticamente dieron resultados mucho mejores. Los científicos pudieron observar principalmente un desarrollo más homogéneo de raíces y brotes.

Pero estas son solo pruebas preliminares, y el camino aún es largo: sin duda será necesario modificar otros genes para que las plantas se adapten y sean resistentes al suelo de Marte. Y además, no solo en su suelo, ya que su atmósfera muy tenue, compuesta en un 96% por dióxido de carbono, también plantea toda una serie de problemas. “Cultivar plantas en Marte es un verdadero desafío”, concluye Abhilash Ramachandran; “pero no es imposible”. Ya puedes planear llevar tu olla arrocera a Marte.



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com