Retos del milenio: El rumbo de la sostenibilidad agrícola. Parte 5


Mundo Agropecuario tiene el placer de publicar por partes el reportaje transfronterizo Agricultura andina: la encrucijada de los transgénicos hecho por reconocidos periodistas científicos en el que exploran —de la mano de científicos, autoridades, políticos y agricultores— el dilema de la prohibición de los transgénicos en tres países de la región Andina: Colombia, Perú y Ecuador

Este reportaje fue escrito por Ximena Serrano Gil (COL)Mara Brugés (COL)Daniel Meza (PE) y Tania Orbe (EC), y se logró gracias al apoyo de la organización de periodismo sin ánimo de lucro Inquire First a través de su proyecto Historias Sin Fronteras. Puede ser leído en su versión en español e interactiva aquí: https://www.transgenicosandinos.historiassinfronteras.com/colombia-en.html

El debate permanente alrededor de la agricultura en los últimos 30 años es definir qué es sostenible. Según la FAO, hay tres dimensiones de la sostenibilidad: económica, social y ambiental. En la agricultura, el trabajo en estos ejes implica reducir la pobreza, el hambre y aumentar la productividad y rentabilidad de los agricultores, campesinos e indígenas en pequeña escala como parte de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) hasta el 2030.

Más de 820 millones de personas en el mundo pasan hambre y, paradójicamente, no hay un país libre de obesidad. Aunque, de acuerdo con los indicadores de desarrollo de la FAO, Brasil, Chile, Ecuador, Perú, Paraguay y Bolivia fueron emblemáticos en la reducción de la pobreza rural, la inequidad sigue muy presente en América Latina y hay una división muy marcada entre la ruralidad y la urbanidad, entre los grandes y pequeños productores.

En general, campesinos e indígenas desconocen los beneficios de las aplicaciones tecnológicas sustentables mientras las transnacionales las usan constantemente. 

Además, no toda la biotecnología implica la transgénesis. Es posible mejorar los alimentos y hacerlos más resistentes a las plagas con otros métodos alternativos. 

Para María de Lourdes Torres, doctora ecuatoriana en biología molecular, lo importante es no caer en el monocultivo que ha causado tanto daño al suelo desde hace siglos en momentos en que la población mundial por alimentar sigue creciendo (7.700 millones de personas) y se compromete la seguridad alimentaria de la humanidad.

A esto se suma la recesión económica global desencadenada por la COVID-19. La OMS estimó en el 2020 que 83 millones de personas, y quizá hasta 132 millones, empezaron a padecer hambre en 2020 como resultado de la pandemia.

Mientras las legislaciones de Colombia, Ecuador y Perú ponen límites a los OGM, en el mundo organizaciones gubernamentales, sin fin de lucro y académicas usan semillas libres de patentes, lo que nos lleva a pensar que existe la posibilidad de usar herramientas biotecnológicas sin necesariamente depender de multinacionales que controlan el mercado de las semillas transgénicas como Bayer, Corteva, Syngenta o BASF. 

Para ejemplificar, Colombia autorizó la siembra de la primera semilla transgénica de código abierto desarrollada en el país, de un maíz resistente a plagas y a herbicidas, elaborada con tecnología de mejoramiento cuya patente ya había vencido.

Desde el sector académico el debate por los transgénicos es percibido como anacrónico.

“La biotecnología es parte de nuestras vidas desde incluso antes de que seamos conscientes de su existencia: por ejemplo, el pan, la cerveza o el queso que se consumen desde siempre, son producto de técnicas biotecnológicas anteriores a la transgénesis”, aclara la bioquímica Rosa Angélica Sánchez, ex directora general de recursos genéticos y biotecnología en el Instituto Nacional de Investigación Agraria (INIA) de Perú.

Hoy, una técnica más avanzada de edición genética, la CRISPR/Cas, promete mucho en el sector agrícola mundial. 

CRISPR funciona como unas tijeras selectivas que cortan y modifican cualquier secuencia del genoma con una precisión sin precedentes. Si usar transgénicos para mejorar productos es como ir a toda velocidad en una autopista, CRISPR es “como viajar en avión”, sostienen los más entusiastas de la técnica.

La herramienta, que valió un Nobel de Química 2020 a sus creadoras Emmanuel Charpentier y Jennifer Doudna, no implica transferencia de ADN de una especie a otra, como con los transgénicos, pero puede hacer plantas más productivas, resistentes a sequías o enfermedades, más nutritivas o con mejor sabor (ver caso de papa argentina que no se oxida, o el del hongo que no oscurece).

Además, CRISPR tiene un gran potencial para gobiernos y organizaciones que la dominen, ya que es fácil y barata de usar y además presenta menos resistencia de reguladores al no contener ADN foráneos.

Para Paul Chavarriaga, líder del proyecto Plataforma de Transformación Genética de la Alianza Biodiversity International y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) en Colombia, la solución es la combinación de ambas tecnologías: la transgénesis y la edición genómica como se está haciendo con la yuca waxy. Adicionalmente, indica que el futuro está en mirar hacia adentro e identificar las necesidades locales y fortalecer lo que se tiene. Adaptar la tecnología para que sea útil para la economía del país.

Inevitablemente, la forma en que tomamos decisiones frente a los cultivos transgénicos son precedente para nuevos debates sobre CRISPR y nuevas técnicas biotecnológicas. ¿Las aprovechamos o les damos la espalda? ¿Fortalecemos a nuestros agricultores para que les saquen el máximo provecho, o las mantenemos en la ilegalidad? Cualquiera de las opciones tendrán implicancias en el progreso y el bienestar de nuestra agricultura, y en consecuencia en nuestras poblaciones.

Inevitablemente, la forma en que tomamos decisiones frente a los cultivos transgénicos son precedente para nuevos debates sobre CRISPR y nuevas técnicas biotecnológicas. ¿Las aprovechamos o les damos la espalda? ¿Fortalecemos a nuestros agricultores para que les saquen el máximo provecho, o las mantenemos en la ilegalidad? Cualquiera de las opciones tendrán implicancias en el progreso y el bienestar de nuestra agricultura, y en consecuencia en nuestras poblaciones.

APÉNDICES:

TemaMitoVerdad
BiodiversidadLos OVM destruyen la biodiversidadEs poco probable que OVM superen a los organismos silvestres y acaben con especies nativas. No hay evidencia de que la hibridación de plantas transgénicas y no transgénicas sea dañina.   La contaminación genética entre cultivos existe, pero es posible evitarla con adecuada zonificación y barreras.   La resistencia a herbicidas como Roundup (glifosato) significa que hay plantas que pueden usarlo sin deteriorarse. Esto podría traducirse en mayor uso del mismo, lo que podría afectar especies circundantes o al desarrollar super resistencia.   Estudios en animales hallaron correlación entre el exceso de glifosato y enfermedades. Sin embargo, baja cantidad de glifosato es segura para humanos.   Estudios han demostrado que los OVM pueden ayudar a reducir el uso de insecticidas, e incluso investigadores claman que pueden ayudar a preservar especies originarias en peligro.   Fuentes: 1, 2, 3, 4, 5  
SaludLos OVM son malos para la saludAlergias Se cree que por contener genes foráneos, un transgénico puede portar genes que pueden disparan reacciones alérgicas.   Un estudio en los 90s halló que una proteína de nueces (no transgénicas) insertas en soya transgénica podría disparar una reacción alérgica en personas sensibles a las nueces. Sin embargo, tras el descubrimiento, los científicos abandonaron estos cultivos.   A pesar de que las preocupaciones son válidas, no hay reportes sobre reacciones alérgicas de OVM actualmente.   Investigadores de FDA hacen constantes pruebas para evitar que alergias se transfieran por transgénesis.   Una investigación concluyó que los OVM no son más propensos a generar alergias que los no-OVM.   En otras palabras: si tienes alergia a la soya, una soya transgénica y una no transgénica te generarán reacciones alérgicas.   Cáncer Al ser el cáncer causado por mutaciones del ADN, se piensan que comer comida con genes añadidos puede afectar nuestro ADN.   Esta creencia se potenció por un estudio en ratones que vio una correlación entre ingesta de OVM y un riesgo mayor de tumores y muerte. El famoso artículo, de Seralini, fue retractado por fallos en la metodología.   Actualmente no hay evidencia que relacione OVM y cáncer. Tampoco existen estudios de largo plazo en humanos, por lo que se recomienda hacerlos.   Fuentes: 6, 7 8, 9  
DependenciaLos OVM generan dependencia a las grandes trasnacionales y nos hace perder soberanía alimentariaNo todos los transgénicos pertenecen a trasnacionales como Monsanto (Bayer), o Syngenta. Hay cientos de organismos de estatales y universidades actualmente produciendo OVM.   Además, a la fecha, la mayoría de patentes relacionadas con los primeros OGMs ya están vencidas. Una patente dura 20 años. Las transnacionales mantienen patentes de eventos más novedosos y de mayor calidad.   Sobre las “semillas Terminator” o “Frankenstein”, no existen. Es cierto que si uno planta una segunda o tercera generación, las semillas pueden perder calidad y características deseadas, pero no es cierto de que sean estériles.   Ciertos países son dependientes a nivel tecnológico no solo en transgénicos sino en infinidad de tecnologías. La dependencia se genera por la falta de capacidad de producir tecnología de sello nacional.   Fuentes: 10, 11.  
Seguridad alimentariaLos OVM salvarán al mundo del hambreSi bien los OVM son una herramienta (dentro de muchas otras) más para ayudar en materia de alimentación, no hay forma de afirmar que esto sea totalmente cierto, ya que lograr un objetivo de estos pasa por variables político, económico y social.   Fuentes: 12.

Posturas en sectores a favor y en contra

Cultivos Transgénicos: pros y contras

Mientras unos defienden ‘a capa y espada’ los cultivos transgénicos, otros se oponen rotundamente a su desarrollo. Razones (no exactamente científicas) abundan por doquier tanto para los que están a favor, como para quienes están en contra. El problema es: ¿Dónde está el verdadero equilibrio de la balanza? 

Argumentos a favor

–           Mayor productividad y rendimiento

La semilla transgénica promete mayor productividad por hectárea sembrada, lo que a su vez proporciona mayor rendimiento si se compara con el cultivo tradicional.

–           Disminución de plagas

Una de las bondades de la semilla transgénica es la resistencia a plagas e insectos, lo que se nota en la disminución del número de aplicaciones de insecticidas y pesticidas.

–           Menor costo de producción

Los agricultores de semillas transgénicas se ganan el aumento de la producción y ahorran en la utilización de insumos para su cultivo, incluso comprando para cada cultivo nueva semilla.

–           Mayor comercialización

Los productos transgénicos son más económicos y accesibles para la población, de ahí que tengan una buena salida en el mercado nacional e internacional.

–           Contribución a la seguridad alimentaria en países poco desarrollados

Con la semilla transgénica se produce más alimento que con la semilla tradicional, por tanto, la disponibilidad de alimentos a menor precio estaría garantizada.

Argumentos en contra

–           Peligro para la salud

Algunos países europeos se han negado a sembrar semilla transgénica por el riesgo que podrían representar para la salud humana. Multinacionales que comercializan la semilla transgénica son oriundas de estos países y aun así tienen prohibida esta actividad allá.

–           Amenaza al medioambiente

Los transgénicos también requieren del uso de agroquímicos, de manera que el impacto sobre la biodiversidad no es cero y, en cambio, los efectos sobre la agricultura tradicional y orgánica sí pueden ser nocivos.

–           Contaminación y riesgo para la agricultura tradicional

Las regiones consideradas centro de origen de semillas nativas corren un grave riesgo de contaminarse y perder definitivamente su diversidad genética. Los pueblos declarados ‘libres de transgénicos’ ven amenazada su agricultura tradicional por la contaminación de transgénicos.

           Falta de estudios profundos sobre su impacto a largo plazo

Diversos sectores, entre ellos algunos miembros de la comunidad científica, reafirman su preocupación por los pocos estudios que existen (no financiados por las multinacionales) sobre la seguridad en el consumo de alimentos transgénicos.

–           Control del negocio por parte de las multinacionales

Los agricultores quedan sometidos a los precios de las empresas multinacionales que manejan el negocio de los transgénicos. Al no haber una sana competencia deben aceptar las condiciones de estas.

Situación regulatoria actual en países latinoamericanos

  • Colombia, único país en la región andina con un marco regulatorio para OGM activo, con siembras e investigación.
  • Ecuador, por Constitución prohíbe las siembras de semillas GM, solamente el Presidente puede dar su aprobación en caso excepcionales.
  • Perú, contó con una moratoria inicial por 10 años (2011-2021), y el congreso recientemente la extendió por 15 años más, hasta 2035.
  • Venezuela, no cuenta con un marco regulatorio para OGM por lo que no está permitida la comercialización ni siembra de organismos genéticamente modificados (o transgénicos).
  • Brasil, completa regulación de todos los aspectos de la manipulación y uso de OGM, incluyendo investigación, experimentación en campo, transporte, importación, producción, almacenamiento y comercialización.
  • Argentina, aprueba la siembra comercial, los ensayos a campo, los ensayos en invernadero, y la producción de semillas con eventos regulados.
  • Uruguay, la introducción, uso y manipulación de OGM, requieren autorización previa, considerando los resultados de la evaluación y gestión del riesgo sobre el ambiente, salud humana, animal y vegetal.
  • Paraguay tiene adopción de cultivos GM con soya, maíz y algodón.
  • Chile tiene adopción de cultivos GM, solo para producción de semillas con fines de exportación y actividades de I+D. Maíz, soya y canola (comercial) y vid, zuccini, tomate y arroz a nivel experimental.
  • El Salvador, el marco regulatorio no está concluido en su totalidad. No se han podido continuar con las fases semicomercial y comercial
  • Guatemala, existe un Decreto Ministerial que autoriza las actividades experimentales y maquilación de semillas para exportación, pero no para consumo ni comercialización interna.
  • Costa Rica ha sembrado cultivos genéticamente modificados para multiplicación de semilla e investigación desde 1997: algodón, soya y maíz.
  • Bolivia tiene aprobación para que se trabaje con semillas transgénicas de maíz, caña de azúcar, algodón, trigo y soya.
  • Cuba implementó una política de país para la inclusión controlada de estos cultivos como alternativa en el desarrollo agrícola, a partir de premisas como la soberanía y la seguridad alimentarias, la agroecología, la sostenibilidad y la soberanía tecnológica.
  • México revocará y se abstendrá de otorgar permisos para la liberación de semillas de maíz genéticamente modificadas al medio ambiente

Mundo Agropecuario tiene el placer de publicar por partes el reportaje transfronterizo Agricultura andina: la encrucijada de los transgénicos hecho por reconocidos periodistas científicos en el que exploran —de la mano de científicos, autoridades, políticos y agricultores— el dilema de la prohibición de los transgénicos en tres países de la región Andina: Colombia, Perú y Ecuador.

Este reportaje fue escrito por Ximena Serrano Gil (COL)Mara Brugés (COL)Daniel Meza (PE) y Tania Orbe (EC), y se logró gracias al apoyo de la organización de periodismo sin ánimo de lucro Inquire First a través de su proyecto Historias Sin Fronteras. Puede ser leído en su versión en español e interactiva aquí: https://www.transgenicosandinos.historiassinfronteras.com/index.html

Para ver las otras partes les ofrecemos los enlaces:

Parte 1: https://mundoagropecuario.net/agricultura-andina-la-encrucijada-de-los-transgenicos-parte-1/

Parte 2: https://mundoagropecuario.net/colombia-ciencia-campesinos-y-legisladores-divididos-por-polemica-de-transgenicos-parte-2/

Parte 3: https://mundoagropecuario.net/ecuador-lider-en-el-banano-frenado-en-la-investigacion-parte-3/

Parte 4: https://mundoagropecuario.net/transgenicos-en-el-peru-una-ley-sin-campo-ni-ciencia-parte-4/



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com