En tiempo récord la edición genética «múltiple» personaliza cultivares de tomates con diferentes colores.


Un nuevo protocolo desarrollado por científicos chinos en edición genética «multiplex», permite mejorar y personalizar rápidamente los cultivares de tomate con diferentes colores en el fruto (un rasgo importante en la preferencia de los consumidores). La ventaja respecto al mejoramiento tradicional consiste en que se pueden obtener plantas libres de transgenes con diferentes colores de fruta en menos de un año, y conserva las cualidades del cultivar original sin afectar a otros rasgos agronómicos importantes.


Chinese Academy of Sciences.- Un grupo de investigación dirigido por el profesor Li Chuanyou, del Instituto de Genética y Biología del Desarrollo (IGDB) de la Academia China de Ciencias (CAS), ha desarrollado una estrategia de mejora rápida para generar líneas de tomate con frutos de distintos colores a partir de materiales de frutos rojos mediante la edición genética múltiple mediada por CRISPR/Cas9.

Gracias a esta estrategia, los investigadores han modificado el cultivar Alisa Craig, de frutos rojos, para obtener una serie de genotipos de tomate con diferentes colores de fruto, como amarillo, marrón, rosa, amarillo claro, rosa-marrón, amarillo-verde y verde claro.

Ver: Kenia se suma a Nigeria como segundo país africano en regular la edición genética en agricultura

El tomate es la fruta/verdura más popular del mundo y su color se considera un rasgo vital en los cultivos hortícolas que afecta notablemente a las preferencias de los clientes. El color del fruto viene determinado por la acumulación de diferentes pigmentos, como carotenoides y flavonoides, etc. Se trata de un rasgo multigénico que tarda años en introducir todos los genes relacionados con el color en un fondo genético único utilizando el cruce tradicional, y evitar el arrastre de enlaces durante este proceso también es difícil.

Utilizando el enfoque desarrollado, se pueden obtener plantas libres de transgenes con diferentes colores de fruta en menos de un año, y el punto más positivo es que puede conservar las cualidades del cultivar original y no afecta a otros rasgos agronómicos importantes.

Ver: Científicos chinos desarrollan cultivo de sorgo con mejor sabor y olor mediante edición genética

Esta estrategia proporciona una referencia para la mejora de los rasgos controlados por múltiples genes mediante la edición genética múltiple y puede extenderse fácilmente a otros cultivos hortícolas.

Este trabajo titulado «Recoloring tomato fruit by CRISPR/Cas9-mediated multiplex gene editing» se publicó en Horticulture Research el 19 de septiembre.

Noticia: https://phys.org

Estudio: https://academic.oup.com/hr/advance-article/doi/10.1093/hr/uhac214/6705573



WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com