Biotecnología Biotecnología en el agro España Opinión

La importancia de los organismos modificados genéticamente para combatir el COVID-19


Por Soledad de Juan (Directora Gerente de la Fundación Antama)


Ahora, más que nunca, resulta imprescindible trabajar juntos para combatir el COVID-19. En este sentido, el que España agilice los trámites para la investigación con organismos modificados genéticamente (OMGs), con el objeto de conocer y controlar los mecanismos de este desconocido virus, es una gran noticia que no debería pasar desapercibida.

Una noticia que pone de relieve la importancia de la ciencia, la tecnología soportada en ella y, por supuesto, del trabajo de cientos de científicos, para que la sociedad encuentre soluciones a sus problemas, mejore sus condiciones de vida y, en el caso que nos ocupa, encuentre cuanto antes las herramientas necesarias para defendernos de esta amenaza que nos ha llegado en forma de virus.

Un gran reto del que saldremos seguro victoriosos y en el que, nuevamente, se podrá comprobar la enorme valía de instituciones como el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) y de sus centros dependientes, en este caso del Centro Nacional de Biotecnología (CNB), que serán los responsables de las investigaciones para encontrar respuestas y que éstas se traduzcan en herramientas efectivas de lucha contra el COVID-19.

Por todos es sabido que la utilización de OMGs ofrece un enorme abanico de soluciones para prevenir, combatir o contener, no sólo la epidemia de coronavirus, que lamentablemente sufrimos desde hace semanas, sino también otras muchas amenazas a las que, por ejemplo, se enfrenta la agricultura, como son las plagas, enfermedades y las inclemencias meteorológicas que merman los cultivos. Cultivos que proveen de alimentos a nuestra sociedad, y que de manera muy especial están siendo valorados estos días, cuando los agricultores no paran y la cadena de valor agroalimentaria está garantizando el suministro de alimentos accesibles, asequibles y seguros para toda la ciudadanía.

La experiencia del sector agrario (gran conocedor del potencial de los OMGs) nos dice que es crítico dejar a la ciencia hacer su trabajo. No es tiempo de ideología ni de política, es tiempo de conocimiento científico y de su puesta en práctica. Europa, menoscabando la ciencia, ya dejó a sus agricultores sin una herramienta que, en otras partes del mundo y en un entorno de cambio climático, ha contribuido a una agricultura más sostenible. Por ejemplo, reduciendo significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero (solo en 2016 fue equivalente a eliminar 16,7 millones de automóviles de las carreteras). Por eso, hoy debemos congratularnos de este paso dado ahora en España.

La colaboración entre las diferentes administraciones, la comunidad científica pública y privada, y la divulgación hacia la sociedad serán cruciales para alcanzar resultados satisfactorios que nos permitan avanzar en la lucha contra las amenazas presentes y futuras.  Además, tendremos que hacerlo igualmente unidos, trabajando todos a una, poniendo al servicio de la sociedad las potentes herramientas biotecnológicas que serán decisivas tanto en el ámbito sanitario como en los ámbitos industrial, alimentario o medioambiental.   

Vivimos en una sociedad global, donde las soluciones llegan a gran velocidad, pero donde también los problemas se reproducen y dispersan de forma vertiginosa, motivo por el cual debemos ser tremendamente eficaces a la hora de proponer soluciones. Soluciones que pasan, y pasarán, por optimizar el potencial tecnológico de cada momento y por permitir ponerlo al servicio de la humanidad. Si queremos aprovechar los avances de la ciencia, debemos ser coherentes siempre con las decisiones que tomamos. Tomando las mismas ahora, en momentos muy difíciles, que en ese futuro esperanzador y cercano que todos anhelamos.


Leer más

  • La importancia de los organismos modificados genéticamente para combatir el COVID-19
    Por Soledad de Juan (Directora Gerente de la Fundación Antama) Ahora, más que nunca, resulta imprescindible trabajar juntos para combatir el COVID-19. En este sentido, el que España agilice los trámites para la investigación con organismos modificados genéticamente (OMGs), con el objeto de conocer y controlar los mecanismos de este desconocido virus, es una gran noticia que no […]
  • El reto del agua en la producción de energía eléctrica
    La disponibilidad de agua y energía representa un aspecto fundamental a la hora de satisfacer las necesidades humanas básicas y garantizar el desarrollo de las economías a nivel mundial. Diego Sesma Martín, Universidad Pública de Navarra No es, por tanto, casualidad que los sectores del agua y la energía están estrechamente interrelacionados. Por un lado, […]
  • La transición a las energías renovables debe considerar la amenaza global para las especies
    Un nuevo estudio ha demostrado hasta qué punto los países impulsan la pérdida de biodiversidad en el extranjero a través de su demanda de energía eléctrica. por la Universidad de Southampton Para algunos países, más de la mitad del impacto en las especies es en el extranjero. Si bien el estudio descubrió que el cambio […]
  • N. Borlaug: El hombre que salvó a millones de personas del hambre con mejoramiento genético de cultivos
    El ingeniero agrónomo Norman Borlaug logró mejorar genéticamente semillas de trigo, maíz y otros cultivos importantes (haciéndolos más resistentes y productivos) antes de que la ingeniería genética estuviera disponible. Su trabajo, que impactó a millones de personas en varios países en desarrollo, le valió el Premio Nobel de la Paz en 1970 y otros galardones gubernamentales. […]
  • La desertificación y la biotecnología
    La desertificación se define como el conjunto de procesos que suponen la degradación del suelo en regiones áridas, semiáridas y subhúmedas como consecuencia de múltiples factores en los que se incluyen tanto variaciones climáticas como actividades humanas que supone la pérdida de masas de agua, así como la vegetación y vida silvestre.  Según la UNEP (United Nations […]
  • ¿Podríamos obtener la energía que consumimos solo de renovables?
    En el anterior artículo de esta serie, estimamos que las energías renovables en España podrían generar hasta unos 182 kilovatios-hora (kWh) por persona y día (kWh/p/d). Ahora, para comprender si es mucho o poco, necesitamos saber cuánta energía consumimos. Javier Samanes, Universidad Pública de Navarra and Julio Pascual Miqueleiz, Universidad Pública de Navarra Además, intentaremos identificar […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.